Nºvisitas

domingo, 24 de marzo de 2013

es de noche en Helsinki

Había mas posibilidades de encontrarmela en un aeropuerto que en el borde de mi cama.
Ese era el problema,
que ella volaba de una ciudad a otra
atravesando océanos
y minutos
sin saber que yo volaba
en sus lunares.

Que no hay pista de aterrizaje
ni fronteras más bonitas que las
de sus mejillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario